Soluciones Financieras para empresas que necesitan liquidez inmediata

Existen una gran variedad de problemas en las empresas relacionados con su día a día o con sus planes estratégicos: retrasos en recepción de pedidos, incidentes en maquinarias o problemas con la logística, entre otros; pero la mayor preocupación, que quita el sueño tanto a empresas grandes como a pequeñas, es la falta de liquidez.

Cuando se crea una empresa queremos que sea la mejor, y no contar con la liquidez necesaria en el momento preciso puede poner en peligro nuestro negocio.

En el día a día de una empresa, la liquidez es básica para atender los pagos de impuestos, financiar la compra de materias primas, cubrir los gastos de puesta en marcha de maquinaria, pago de salarios o atender a los pagos de los proveedores; estos pueden ser algunos casos en los que la empresa necesite disponer de dinero rápidamente.

Las empresas que tienen controlada la financiación para su día a día, también pueden necesitar de forma excepcional liquidez en un momento puntual. Cuando una empresa decide comercializar nuevos productos, entrar en nuevos mercados, aumentar la capacidad productiva o ampliar sus instalaciones; al crecer el negocio es necesario contar con mayor capacidad y nuevas tecnologías. Para ello, es importante disponer de los recursos financieros necesarios lo más rápido posible.

Corfisa, preocupada por el día a día de las empresas y sus estrategias de expansión, pone a disposición de las empresas una amplia variedad de servicios que permite a las empresas conseguir la financiación que necesitan rápidamente.

Con el descuento de pagarés, las empresas pueden anticipar el cobro de sus pagares y obtener así la liquidez que necesitan, sin retenciones y sin riesgo bancario.

Y si aún no tienes el pagaré, consigue liquidez rápidamente, una vez hayas finalizados los trabajos y emitido la factura, con el anticipo de facturas. Ágil y Rápido.

Gracias a los servicios que ofrece Corfisa, las empresas pueden obtener la liquidez que necesitan en menos de 24 horas, y así poder hacer frente al día a día de su empresa y a sus cambios estratégicos.